saltar al contenido
Impact in Community

Cartas de nuestros residentes

¡Hola! Mi nombre es (eliminado). Soy mexicana de Tamaulipas. Tengo 3 hijos que son mi vida y mi razón de vivir. Para mí, Casa de Paz tiene un valor muy grande, como tener ángeles aquí en la tierra. La primera vez que conocí a la directora Julia Figueroa y los miembros de mi grupo me llenaron de amor y confianza, como sentirme parte de mi familia. De vez en cuando uno tiene contratiempos en la vida que no le importan a nadie más. Recuerdo con mucho amor el abrazo que me dieron Julia Figueroa y Mariana Olivo. Fueron las primeras personas que conocí en Casa de Paz. 

Así llegué a este bendito lugar. Me dieron valores y sueños, la fuerza para triunfar en todo. Uno de los que me propongo es conseguir un hogar donde vivir con mis hijos. 

Gracias de corazón y nunca me cansaré de decirte que te agradezco por hacer de este lugar de ayuda y apoyo.

Que Dios te bendiga. Atentamente, (eliminado)

¿Qué impacto ha tenido Casa de Paz en su vida?

Nunca pensé que sería así. Me imaginé que sería diferente hasta que fue mi turno de vivir aquí. Es increíble, no tengo palabras para expresar lo segura que me siento y lo feliz que estoy de compartir con cada una de las personas. Nunca pensé que sería como estar en casa. Es tranquilidad y tanto amor para mí y para mis hijos. (Esto) fue un gran cambio para todos nosotros, pero para el bien de nuestras vidas. Para mí y mis hijos, es lo mejor que nos ha pasado en medio de tantos problemas. Sé que no es fácil pero no imposible. Aquí en Casa de Paz es hermoso. Nunca dejan de ayudar a las personas que realmente necesitan ayuda. Es increíble. Los aprecio y respeto mucho. 

Atentamente, (eliminado)

¿Qué impacto ha tenido Casa de Paz en su vida?

Desde el primer instante en que llegué, supe que sería un lugar donde encontraría la tranquilidad por un tiempo hasta que pudiera recuperar de una nueva forma la estabilidad que tenía. Soy una mujer que a lo largo de los años de mi vida los golpes de las enseñanzas me han enseñado que el 99.9% de los problemas que tiene un ser humano no importan. Al final del túnel, o tus dificultades, obstáculos, tropiezos, tengo que sonreír y ser siempre positivo porque tus circunstancias no serán para siempre. Y en todo momento debemos estar agradecidos con Dios por cuidarnos y protegernos en su lugar en Su corazón.

Atentamente, (eliminado)

¿Qué impacto ha tenido Casa de Paz en su vida?

Aquí me siento bien emocionalmente. Duermo bien y me siento tranquila. Siento que voy a seguir adelante y superar todos mis problemas.

Atentamente, (eliminado)

Suscríbase a nuestro boletín

© 2021 Casa de Paz | Reservados todos los derechos

Sitio construido con ♥ y Themify por ClickK